Cuidemos al cuidador
Cuéntame tu historia
Juegos
Tips
Untitled Document
 
Home Contáctanos

La vida es una hermosa y particular experiencia que se nos ha dado como oportunidad y regalo.

Además de experiencia, posee la característica de presentarse como un camino, con todas sus características, algunas agradables y otras no tanto.

Por tal motivo, es muy difícil concebir la idea de vivir sin contemplar la posibilidad de dificultades , en mayor o menor grado, y con debilidades a descubrir y fortalezas a desarrollar.

En este concepto destaca la concepción integral del ser humano, y de allí las maravillas que es capaz de lograr, como algo más allá de un cuerpo, órgano o célula.

Somos átomos, células, órganos, tejidos, sistemas, mente, espíritu... y mucho más. Por tanto, es imposible cualquier análisis sino contemplamos nuestra vida desde una amplia panorámica en la que ningún análisis debe excluir el otro.

Iniciamos el camino de la vida con características propias con posibilidad de modificación en mayor o menor grado (factores genéticos y hereditarios). Posteriormente, con las oportunidades que nos brinda nuestro ambiente (concebido igualmente de manera integral: humano, social, afectivo, material, etc.) y con lo que cada uno de nosotros es capaz de “ponerle” a la vida (muy relacionado a la voluntad e ilusión) podremos ayudar a transformar nuestra vida a favor o en contra.

Es muy difícil concebir un camino sin dificultades , al igual que pensar que nunca estaremos en contacto con la enfermedad y sus profundas repercusiones (tanto en nosotros como en los seres que nos rodean, incluyendo nuestros seres queridos), pero también es bien cierto que es fundamental la actitud con la que podemos enfrentar cada una de estas dificultades, transformándolas en verdaderas oportunidades de crecimiento integral.

Cada día, la vida nos pone ejemplos de lo anteriormente mencionado, y observamos como algunas personas y familias han logrado una mayor intensidad y disfrute de la vida luego del contacto (y a veces progreso) de enfermedades terribles . Han desarrollado fortalezas muy particulares basadas en principios de amor, bondad, paciencia

No podemos concebir la salud mental sin analizar cada factor involucrado al igual que la totalidad de ellos, desde factores genéticos/hereditarios hasta políticas de estado o estrategias económicas, educativas y de seguridad social. No puede abordarse unicamente a la neurona , al neurotransmisor , al individuo sin pensar simultáneamente en su familia y cuidador.

El ser humano tiene la facultad y posibilidad de escoger entre dos alternativas (en un análisis integral, en el que el cerebro y el espíritu deben participar):

1.- Ser feliz a pesar de las dificultades o….

2.- Ser profundamente infeliz a pesar de tener (todo o mucho) para ser feliz.

Es responsabilidad de cada uno de nosotros escoger nuestra alternativa y, si así lo deseamos, colaborar con nuestros compañeros de camino. Sin olvidar que es muy dificil alcanzar nuestra propia felicidad sin procurar la felicidad de los demás.

En este análisis, el estudio del cerebro, en su función normal y enfermedad (patología), es fundamental.

Si bien es cierto que somos cerebro y mucho más, estamos totalmente conscientes de la importancia de la integridad de sus funciones en la particular identidad de cada individuo.

Por ejemplo, uno de los mayores retos en la actualidad es el de poder definir los límites, teóricos y prácticos, en el área cognitiva que separan la normalidad del de los diferentes estados patológicos en su etapa más inicial entendiendo la progresiva/continua aparición y posterior desarrollo de alteraciones estructurales (neuropatológicas) y funcionales especialmente cuando pueden ser detectadas antes del inicio de los síntomas o de la alteración en pruebas neuropsicológicas, lo que tendría una importante importancia desde el punto de vista terapéutico.

Las neuroimágenes, por ejemplo, representan una de las más valiosas herramientas en el diagnóstico y seguimiento (vigilancia/monitorización) de los trastornos cognitivos progresivos y diferentes patologías cerebrales, incluyendo las técnicas de estudio estructural , Tomografía Axial Computarizada (TAC) y Resonancia Magnética Nuclear Cerebral (RMN) que, entre otras cosas, ayudarían a valorar el grado de atrofia y su posible selectividad , como es el caso de la atrofia hipocampal y las modificaciones del córtex entorrinal, considerados de importancia diagnóstica y pronóstica por su posible relación con el curso/evolución del trastorno cognitivo. Las alteraciones de tipo vascular son extraordinariamente frecuentes y con importantes repercusiones cognitivas y afectivas.

Cada día cobran más importancia otras avanzadas técnicas de neuroimagen como la espectroscopía por RMN, Resonancia Magnética funcional (equivalente a una “prueba de esfuerzo” cerebral), estudios funcionales que involucran metabolismo/perfusión y neurorrecepción (PET y SPECT) y técnicas neurofisiológicas.

El cerebro posee la inmensa capacidad de enfrentar, defenderse y superar diversos daños y enfermedades (neuroplasticidad). Este concepto lo podemos ampliar aún más y extenderlo al extraordinario potencial que tiene el cerebro de utilizar “lo mejor de sí” y lograr importantes modificaciones (neurogénesis, sinaptogénesis y reorganización) para “atender y resolver” las diversas situaciones (algunas muy difíciles) que plantea nuestro día a día por esta muy particular experiencia que es la vida.

En entregas sucesivas, nos dedicaremos a conocer y disfrutar la maravillosa aventura del cerebro humano, desde su inicio, recorriendo su interesante desarrollo y explorar sus extraordinarias potencialidades.

CopyRight 2007. Todos los derechos reservados